Barrancos, collados, cimas y valles, nada se resiste a este deporte limpio y respetuoso con el medio ambiente.

En un momento en el que este deporte está en auge, tenemos la suerte de contar con un entorno natural cercano, en la Hoya de Huesca y su sierras de alrededor. que es un verdadero paraíso para los amantes de la bicicleta de montaña. Con una impresionante red de caminos y sendas podréis pasar una jornada entre amigos con esta actividad increíble disfrutando de unas vistas maravillosas.